La mayorias de accidentes de caídas en adultos mayores se dan en el trayecto de la cama al baño y en el baño mismo. Mayormente son provados por: ambiente físico, o internos, salud de la persona, etc. Hay que evitar todo potencial motivo de caída: alfombras sueltas, piso resbaladizo, escasa iluminación, reflejo encandilante en el piso, pequeñas alteraciones en la superficie del piso, cables sueltos, obstáculos en los lugares de paso, ambientes atiborrados de muebles, asientos con poca estabilidad o muy bajos, calzado de taco alto o que no sujeten bien el pie. La zona segura de guardado, para evitar marearse por posturas forzadas, es entre los hombros y las rodillas. Hay que usar anteojos actualizados a nuestras necesidades, tener cuidado con la polifarmacia y los efectos adversos de algunos medicamentos, especialmente sedantes e hipnóticos que pueden provocar somnolencia y problemas de equilibrio.